PEDIATRÍA PARA PADRES

Un lugar dónde hablar de nuestros hijos en edad pediátrica

Importancia y beneficios de la leche materna

De un tiempo a esta parte se ha incrementado el número de mujeres que dan el pecho a sus bebés. Aunque, durante décadas, las madres habían dejado de lado la lactancia natural sustituyéndola por preparados artificiales, parece que en estos últimos años asistimos a un cambio de conciencia, propiciado quizá por un aumento de información, que ha conseguido que cada vez nos influyan menos las campañas publicitarias de fórmulas para bebés, que reemplazan algo tan importante como leche materna.

Un recién nacido necesita utilizar todos sus recursos para crecer en lugar de que su organismo gaste energía luchando contra infecciones, por esto, la leche materna supone una defensa adaptada específicamente al bebé, que tiene efecto duradero y facilita una protección mejorada frente a distintos tipos de enfermedades a lo largo de toda la vida de la persona.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna en exclusiva, como fórmula inigualable de alimentación infantil, durante los seis primeros meses de vida del pequeño y a partir de entonces, aconseja continuarla hasta los dos años o más, complementándola con alimentos que supongan una alimentación equilibrada para el niño.

Son muchas las madres que se informan antes y durante su embarazo y comprueban que la alimentación natural es la mejor opción para el desarrollo saludable de sus bebés, así como para fortalecer el vínculo materno-filial y optimizar la recuperación de la mujer tras el parto.

Como mamíferos que somos, todo en nuestra naturaleza está biológicamente preparado para la crianza natural y no para ser alimentados a base de fórmulas químicas. De ahí la importancia de la leche materna para el bebé, que le aporta la flora bacteriana necesaria para su protección una vez llega, desde un medio totalmente estéril, a un mundo lleno de microbios.

Si obviamos algo tan importante como la lactancia materna y lo sustituimos por sucedáneos, no solo el sistema inmunológico de nuestro bebé puede resentirse, sino que nos perderemos gran parte de la maravillosa experiencia que supone alimentar a nuestro hijo de forma acorde a nuestra propia biología.

Para tener una idea concreta sobre la importancia de la leche materna, a continuación enumeramos los beneficios de una alimentación natural, tanto para el niño como para su madre.

Beneficios de la leche materna para el bebé

¿Cómo ha sido tu experiencia con la lactancia natural? ¿Se te ocurre algún otro beneficio de la leche materna?